Consejos para tener una piel más sana

Pepi y Antonio

Pepi y Antonio

Somos profesionales de la salud especializados en medicina natural e integrativa

Comparte este post

La piel es considerada como el órgano más grande del cuerpo humano y constituye una  barrera física con múltiples funciones, entre ellas, nos ofrece protección frente a agresiones externas, impermeabilización, regulación de la temperatura corporal, absorción de radiaciones, especialmente las ultravioleta, pero también del resto del espectro completo de luz solar, las cuales confieren al organismo múltiples beneficios. Forma parte de nuestra defensa inmunológica, produce vitamina D, con múltiples funciones vitales, absorbe y elimina sustancias.

¿Cómo tener una piel más sana y bonita?

La estructura de la piel está formada por una parte más superficial, en contacto con el exterior denominada epidermis, responsable de la función de barrera y otra mayor e interna denominada dermis, que le da soporte estructural y nutritivo, con una matriz de tejido conectivo rico en fibras de colágeno y elastina que le confieren gran parte de su aspecto, elasticidad e integridad.

Su integridad y sus funciones dependen de varios factores como la alimentación, la genética, la exposición a factores ambientales como el sol, el frío o el aire, alteraciones hormonales o metabólicas, diferentes enfermedades, medicamentos, tabaco, alcohol, la oxidación, el envejecimiento, el estrés (físico y psicológico) o las agresiones entre otros.

Pero sin duda, uno de los aspectos que más influye en la salud de la piel es la nutrición, cuando la piel consigue todo lo que necesita y en la cantidad que necesita, lucirá radiante, bonita y sana. Pero esa nutrición no viene desde fuera, sino que llega de dentro, con lo que comemos, bebemos y tomamos, con lo que absorbemos en el aparato digestivo y con lo que le llega a través de la sangre y los finos capilares que la irrigan.

Factores necesarios para tener una piel sana

Sin una nutrición óptima, la piel no podrá mantener su integridad, repararse adecuadamente ni cumplir bien todas sus funciones. Las arrugas, la oxidación y el envejecimiento aparecen más aceleradamente si la nutrición no es óptima. Para mejorar la salud de la piel tenemos, por tanto, varios suplementos nutricionales indispensables y de gran utilidad, veamos.

Vitamina C. En dosis altas. Al menos 3 gramos/día. En muchos casos conviene tomar más. La vitamina C es necesaria para la síntesis de colágeno. Protege la piel de los daños producidos por la oxidación. Mejora la elasticidad de la piel y atenúa las arrugas. Participa en los procesos de cicatrización. Efecto fotoprotector.

Vitamina A. Una de las vitaminas más importantes para la piel. Es la sustancia de elección ante alteraciones como acné y otras. Las células de la piel dependen de la vitamina A para su multiplicación y descamación. Se debe consultar con el experto para determinar la dosis necesaria en cada caso.

Biotina. Una de las vitaminas del grupo B. Ayuda a mantener la piel sana y también mejora el pelo y las uñas. Será más efectiva si la combinamos con todo el complejo de vitaminas B.

Vitamina D. Hoy día hay una epidemia de niveles bajos de esta importante vitamina. La obtenemos de la exposición al sol, sin cremas. Pero además de que tomamos poco el sol, tampoco la obtenemos bien de los alimentos. Si está baja en sangre, hay que suplementar. Es muy importante para muchas funciones, además de la salud ósea, también de la piel, pelo, uñas y del sistema inmunológico, de manera que nos protege frente a infecciones y tumores.

Vitamina E. Se le ha llamado la vitamina de la juventud y de la belleza. Es un potente antioxidante liposoluble, protege las membranas de todas las células. Cuida como ninguna otra la piel y retrasa su envejecimiento.

La piel también necesita la presencia de dosis adecuadas de algunos minerales, especialmente el zinc, el más importante para la piel, pero también el silicio, selenio y magnesio, que además no abundan demasiado en la alimentación y solemos tener niveles bajos.

Por último, no podemos dejar de mencionar la importancia de los ácidos grasos omega-3 para la piel, tienen acción antiinflamatoria y protectora, hidratan, reparan y mejoran el aspecto de la piel. Elige suplementos de omega-3 de máxima calidad, con certificado IFOS 5 estrellas, tu cuerpo y tu piel te lo agradecerán.

Si necesitas ayuda para conseguir que tu piel este saludable, te podemos asesorar, aquí

¿Te ha gustado?

Comparte este post

WhatsApp
Facebook
Telegram
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Sunsalut

SUNSALUT

"Herbodietética y centro de salud"

Tal vez te interese...

¿Qué es la vitamina C?

La vitamina C necesaria para la vida. Guardiana de tu salud Es la vitamina que necesitamos en mayor cantidad. Los seres humanos dependemos de dosis elevadas de esta

Leer más »

¿Qué es el rendimiento cognitivo?

Rendimiento cognitivo Todos deseamos tener una mente brillante, clara, creativa, enfocada, con mayor capacidad intelectual y menos sufrimiento mental. Siempre hemos creído que condiciones como la memoria, la

Leer más »
Buscar